Sobre los cambios de Facebook (Agosto 2019)

Sobre los cambios de Facebook

Justo antes de la BizarroCon Barcelona llegué a este post del foro The Admin Zone en el que se hablaba de los cambios de Facebook y que utilizamos para hablar de los mismos en el capítulo 5 del podcast La Liga de los Céroes (y que puedes escuchar directamente si no tienes ganas de leer). Dicho post se basa en este documento compartido en Google Docs y se puede leer más (en inglés) sobre estos cambios en artículos como este. En esta entrada voy simplemente a traducir lo que la usuaria Lisa puso en el foro porque me parece relevante para la gente que hemos confiado siempre en las redes sociales para poder promocionar nuestro arte o trabajo… o más bien deja de ser útil porque básicamente y según mi parecer, Facebook ya no solo se contenta con hacer dinero con nuestros datos sino que ahora ya quiere que trabajemos gratis para ellos con el tema de moderar los grupos (por no decir que tienes que estar siempre disponible para cualquier usuario que te escriba al buzón de la página, entre otras cosas). Tan solo un apunte más: el post original viene de un documento pensado para escritores, de ahí que se centre en algunos temas específicos, pero creo que es útil para todo el mundo.

NOTA: Como se dice más abajo al hablar del “Click Gap Signal”, si una página se enlaza más desde Facebook que de otras páginas de internet, este la considerará spam o clickbait, así que si pensabas compartir esto en Facebook, mejor copia y pega el texto (a no ser que me quieras hacer la putada, claro. En ese caso, enlaza).

Ahí va:

  • Los grupos de Facebook son el futuro. Facebook está poniendo el foco en la privacidad y en hacer que la experiencia de usuario sea más íntima. Eso es a lo que los algoritmos van a empezar a atender. Si no tienes un grupo para tus lectores, deberías crear uno.
  • Lo que publicamos en Facebook debería crear interacciones significativas. De lo contrario, tu publicación tiene menos números de ser vista y puede ser suprimida por los algoritmos.
  • Los administradores de los grupos son responsables de su actividad. Si en un grupo se publica contenido que va contra los términos de servicio de Facebook o sus normas comunitarias, los administradores corren el riesgo de ver suspendido su perfil personal, su página de negocio y su grupo. Los administradores pueden ser suspendidos sin poder recurrir a la decisión.
  • Las puntuaciones negativas hablan mal del equipo de administradores. Por puntuaciones negativas se entienden la carita enfadada, la carita triste, el contenido denunciado por los miembros y el número de gente que te bloquea. Este tipo de reacciones negativas hacen que los grupos tengan menos alcance. Facebook quiere que la experiencia del usuario sea positiva. Las caritas tristes o enfadadas le dicen a Facebook que el usuario está teniendo una mala experiencia y por eso penaliza el alcance orgánico.
  • Es una responsabilidad aprobar las publicaciones. Los administradores deberían habilitar la opción de aprobar las publicaciones para protegerse de las puntuaciones negativas. También se tienen que habilitar las preguntas para los usuarios que quieran entrar en un grupo. Es responsabilidad de los administradores hacer de filtro y saber a quién están dejando entrar en el grupo.
  • Los concursos, sorteos y descargas gratis están siendo suprimidos por Facebook. Las publicaciones en las que pongas “toma esto gratis” o “participa en este sorteo” son eliminadas por Facebook. Esto nos lleva otra vez a lo de crear interacciones significativas. Los escritores tienen que empezar a abandonar el lenguaje tradicional y empezar a ser más creativos con cómo publican sus concursos, sorteos y libros gratis si quieren que la gente vea sus publicaciones.
  • Cuando un miembro abandona un grupo, tiene la opción de llevarse consigo todo el contenido. Esto también se aplica a los administradores, así que si tenías uno que publicaba buen contenido en el grupo, este se lo puede llevar.
  • Tienes que enseñar a los lectores a dejar una reacción, no un “me gusta”. El “me gusta” no significa nada para el algoritmo de Facebook y no se considera que el usuario se esté implicando. Los lectores tienen que reaccionar con el corazoncito, la carita de shock o la de risa. Eso demuestra que la experiencia del usuario es positiva y te ayudará a tener más alcance orgánico. Los comentarios también ayudan a aumentar el alcance y los GIFs te dan la puntuación más alta para el algoritmo.
  • No le puedes decir a los usuarios cómo tienen que reaccionar. En otras palabras: no puedes decir cosas como “Dale al corazoncito a esta publicación…” o “Deja un comentario…”. Esas frases harán que no tengas alcance porque se considera que son un cebo para que los usuarios se impliquen (en el original: “engagement baiting”). Mejor decir cosas como: “Déjame un corazón y…”. Las siguientes palabras son consideradas cebos: Comenta, vota, reacciona, comparte, etiqueta.
  • Las publicaciones en las que anuncias un libro en tu página y en tu grupo deberían constituir menos del 20% del total. Facebook no quiere que haya demasiadas publicaciones del tipo “compra mi libro” porque estas no provocan interacciones significativas.
  • Reduce el número de administradores en el grupo. Esto apela de nuevo a la responsabilidad del administrador. Los administradores de los grupos deberíais ser solo tú y una o dos personas en las que confíes.
  • Crea una lista de normas para el grupo dentro de Facebook (no solo fijadas en lo alto del muro o escritas en la sección “sobre este grupo”). Establecen el tono del grupo y te permiten tener algo que enseñar si alguien no sigue las normas. Es responsabilidad tuya asegurarte de que todo el mundo juega a lo mismo, o te arriesgas a perder la cuenta sin poder recurrir.
  • Enlaza tu grupo con tu página. Facebook va a implementar algunas características específicas para páginas de negocios que tienen grupo asociado.
  • Se quien empieza la conversación en los grupos. Gánate la medalla, porque eso demuestra que inicias conversaciones relevantes. Los lectores son como tú. Si hay algo que te gustaría ver en Facebook, es posible que a ellos también les guste.
  • Entiende las normas comunitarias de Facebook. Y entiende que es un robot que filtra tu contenido. Es importante moverse dentro de esas normas si quieres estar presente en las redes sociales. Entender dichas normas y seguirlas te ayudará a que los algoritmos jueguen a tu favor y a que tus anuncios sean aprobados.
  • El muro es cada vez más pequeño. Las stories se están fusionando con el muro y están alentando el uso del Messenger. Dentro de poco este se va a separar de la aplicación, lo que quiere decir que tendrá entidad propia. WhatsApp y Messenger se podrán usar para la venta directa. Recuerda: Facebook se dirige a lo de “el futuro es privado” (Permitidme que añada un JAJAJAJAJA aquí).
  • Los anuncios están tomando nuevos derroteros. Ya no puedes tener un presupuesto limitado para un anuncio de Facebook y esperar que este dé resultado. Tienes que entender cómo se segmentan o tirarás el dinero. Empieza a probar de anunciarte de otras maneras que no sea en el muro.
  • Emitir en directo ya no puntúa de manera positiva para el alcance orgánico según el algoritmo. Si antes no emitías en directo, esto son buenas noticias para ti. Pero si eres de los que lo utilizaban mucho, mejor que te busques otras maneras de generar más alcance orgánico.
  • Los enlaces en las publicaciones pueden ser consideradas clicknait o algo que haga saltar el “Clic Gap Signal”. El Click Gap Signal se utiliza para medir las direcciones de y hacia una página que aparece enlazada en Facebook. Facebook reduce el alcance de una publicación si el número de clics provenientes de Facebook es más alto que el que provenga de otras áreas de internet. En otras palabras: si a tu página accede más gente proveniente de Facebook que del alcance orgánico de las búsquedas de Google, tu publicación será considerada como clickbait o spam. Facebook suprimirá o suspenderá tu cuenta. Y aunque de verdad no sea clickbait ni spam, esto es lo que va a ver el algoritmo.
  • Facebook rastrea los enlaces. Esto quiere decir que Facebook sigue los enlaces, cosa que puede hacer que se dispare el Click Gap Signal. Los escritores deberían enviar a la gente a su newsletter o a su web, en lugar de a Amazon o a iBooks. He aquí el porqué: Tú controlas tu propia web. Si un lector hace clic en tu enlace de Amazon, este encontrará tus libros, tus reseñas y tu biografía. Puede que pienses que todo lo que aparece en tu página de autor de Amazon sigue las normas comunitarias de Facebook (nada de desnudos en las portadas, nada de palabrotas, nada erótico, etcétera). Pero los enlaces a libros patrocinados o a “lo que otros lectores también compraron” que SÍ violan las normas de Facebook también son analizados. Si el Click Gap Signal llega a una página con contenido cuestionable, se va a penalizar tu contenido y te pueden prohibir publicar anuncios (aunque no tengas ningún tipo de control sobre los anuncios que Amazon pone en tu página de autor). Es más, el Click Gap Signal también te puede penalizar por las reseñas de tus libros. Si quien deja la reseña ha usado palabras clave negativas o palabrotas, tu alcance también se puede ver penalizado.
  • Facebook también tiene la habilidad de escanear las imágenes por si estas violan las normas comunitarias. Cuidado con las portadas eróticas y los teasers subidos de tono.
  • Los grupos que sean considerados perjudiciales por Facebook serán eliminados. Según el propio Facebook: “… identificamos y eliminamos grupos perjudiciales, ya sean estos públicos, cerrados o secretos. Ahora podemos detectar de manera proactiva muchos tipos de contenido que viole las normas y que se publica en grupos antes de que alguien los denuncie o, incluso, antes de que unas pocas personas lo vean”. Esto viene como reacción a la masacre de Nueva Zelanda. Desgraciadamente, muchas personas relacionadas con la literatura romántica se ven afectadas debido a que los bots detectan palabras clave. Pierden los grupos y ven cómo les suspenden las cuentas. Esa es la razón por la que los escritores tienen que monitorizar el contenido de sus grupos y entender las normas comunitarias.
  • Sharing is not caring”. No se demuestra apoyo compartiendo. Compartir algo de tu página en tu propio muro va contra los términos de servicio. Al publicar un enlace y decirle a la gente que lo comparta te pone en riesgo de que te suspendan la cuenta. Compartir publicaciones de una página de la que eres administrador también es algo a evitar. Facebook quiere que el contenido de las páginas se quede allí. Pero si un lector (alguien que no sea el administrador de tu página) comparte una publicación de tu página, pasa exactamente lo contrario y te hace sumar números ante los algoritmos. Facebook lo interpreta como contenido positivo porque a un lector le ha importado tanto como para querer compartirlo. Y si alguien comenta en lo que el lector ha compartido, te da todavía más puntos.
  • No te limites a una sola plataforma. Tienes que estar en las stories, los grupos, el Messenger y los anuncios de Facebook, pero también deberías estar en otras plataformas. Saca a tus lectores de Facebook y llévalos a otras áreas. Amplía tu alcance. No deberías construir todo tu negocio en una sola plataforma en la que no tienes ningún control.
  • Las relaciones de igual a igual son ahora más importantes que nunca. Los autores deberían colaborar unos con otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *